15 jul. 2009

¿QUIEN PAGARÁ LA SUBE?


¡¡SIEMPRE LA MISMA EXCUSA!!!
Ante el temor de que el gobierno revea el sistema de subsidios, los empresarios salieron a decir que "si no cobramos ese dinero por mes, no podemos paga más los sueldos"
¡¡OTRA VEZ USANDO A LOS TRABAJADORES DEL TRANSPORTE COMO ESCUDO!!!
La Cámara Empresaria de Larga Distancia (CELADI) ya está elevando peticiones al gobierno por la caida del %40 en la venta de pasajes debido a la crisis económica y la paranoia por la Gripe A. En esta cámara empresarial participa el grupo Derudder, dueño del gigante FLECHABUS, verdadero monopolio de la larga distancia (dueña de Chevallier, Nuevo Expreso, Urquiza) tiene bajo su propiedad el 60% del mercado.
En este marco... ¿QUE PITO TOCA LA SUBE?
Las empresas monopólicas se están arrancando los ojos por ganar las licitaciones del negocio de la nueva tarjeta. El grupo Roggio (Metrovias), que ya tiene el sistema Monedero bajo su mando en todo el subte y algunos colectivos, se asocia ahora las multinacionales Siemens y la española Indra para ganar la licitación de la SUBE. Por más que la pierdan, afirman tranquilos, la Monedero convivirá con el nuevo sistema.
El negocio del SUBE puede llegar a ser el más grande de América Latina. Un estimativo de 11 millones de viajes po día transforma la licitación que lanzó la Secetaría de Transporte en una de las más importantes de los últimos tiempos.
Los monopolios de colectivo están más que interesados en manejar las ganancias de la SUBE. DOTA, la líder del mercado de bondis, con una ganancia de $2.000 millones anuales en boletos más una cifra similar en subsidios, busca desafiar en la competencia a las pretensiones de Roggio (monopolio único en el subte).
El nuevo secretario de tansporte, Pablo Schiavi, tendrá que definirse en algunos temas polémicos. Tendrá que acelerar la implementación de la SUBE que Jaime dejó inconclusa y que muchos usuarios aclaman para terminar con la epopeya de la falta de monedas. Deberá terminar de una buena vez las licitaciones para empezar a equipar todas las unidades y centros de recarga.
Pero lo que es más importante... deberá determinar quién pagará el costo del servicio que se implementa. Los empresarios del transporte ya le dejaron en claro a Jaime que no pagarán el 10% de costo que tiene el sistema. Y las opciones, pues, son dos:
o la paga el Estado con subsidios
o la paga el usuario con aumento de tarifas
Con subsidio o con boleto
¿SIEMPRE LA TENEMOS QUE PAGAR LOS MISMOS?

No hay comentarios: